Aunque tienen muchas cosas en común, la hermosa Jennifer López y Álex Rodríguez también tienen cosas que les separan. Por ejemplo, el baile. Mientras nuestra JLo es toda una bailarina profesional cuyas sexy coreografías sobre el escenario nos dejan sin aliento, su chico no parece tener el mismo ritmo en el cuerpo.

Pero el problema tiene solución. Una divertida Jennifer nos enseñaba en un video en Instagram una clase personalizada a su guapísimo novio quien mostraba cómo mover la cadera cuando se baila salsa. Aunque es cierto que todavía le falta un poquito de práctica, los consejos de su chica van surgiendo efecto y el resultado empieza a tener color.

“Vamos papi”, le anima la actriz en este chistoso video en el que ARod aparece deshinibido y dejándose llevar por la música. “Vibra dominicana”, apuntaba la diva del Bronx mientras grababa a su amado. Con este ritmo y sabor caribeño daban comienzo al fin de semana la pareja de enamorados.

¿Qué tal @jlo echándole porras a @arod? #gopapi #GyFopina

A post shared by ElGordoyLaFlaca (@elgordoylaflaca) on

Si bien la semana ha estado llena de trabajo y proyectos profesionales por ambas partes, el viernes por la noche es para ellos y así nos lo dejó saber el astro de los Yankees en otro video casero de los tortolitos. Mientras Jennifer le graba, el deportista juega con las aplicaciones y adornos del teléfono donde aparece con gafas de sol y unas llamas que le salen de la cabeza.

Friday night at our house ❤️

A post shared by Alex Rodriguez (@arod) on

“¿Qué vamos a hacer cariño?”, le pregunta la protagonista de Shades of Blue. A lo que su chico contesta: “Ver una película y ponernos cómodos”. “El mejor viernes de todos”, añade una cariñosa Jennifer quien también juguetea con los emoticonos del teléfono.

Cuando de descansar se trata, Jen y Álex parecen estar en la misma onda. Son tantos los compromisos sociales a los que tienen que asistir que una noche juntos en casa y viendo una peli parece convertirse en el plan perfecto para ambos. Las imágenes demuestran que su amor va a las mil maravillas y que se compenetran a la perfección. ¿Estaremos cada vez más cerca de esa pedida de mano? Todo apunta a que así podría ser. ¡Estaremos muy pendientes!

Fuente