Jennifer Lopez-Hillary Clinton-Raccoonknows.jpg

 

Jennifer López ha hablado extensamente de las mil maneras en que su vida ha cambiado desde el nacimiento de sus mellizos, Maximilian y Emme, que la semana pasada cumplieron 9 años de vida.

Pero pocos sabían que la estrella que dio a luz a los 38 años cuando aún estaba casada con el cantante Marc Anthony, tuvo miedo de que su sueño de ser madre nunca se cumpliría.

En su aparición de este jueves en el show matutino Today (NBC), la estrella, que estaba presentando la nueva temporada de su serie Shades of Blue, abordó el tema con lagrimitas en los ojos.

“Yo y los niños somos como gitanos y viajamos por todos lados, pero lo tomamos con calma”, dijo JLo a la anfitriona Savannah Guthrie hablando de su ajetreada carrera. “Amo lo que hago y me siento agradecida”.

Cuando Guthrie hizo referencia al cumpleaños de los niños y preguntó por ellos López hizo la sorprendente revelación: “Ellos simplemente han hecho mejor mi vida”, dijo mientras se le rezaba la mirada, “Estoy agradecida por siempre de que…tú sabes…yo no tuve hijos sino hasta después, y casi pensé que no me iba a suceder a mí, así que estoy consciente de que fui bendecida con eso. Pudo haber sido distinto”.

Por si no hubiera quedado claro, la Diva del Bronx enfatizó que la maternidad es una bendición que ella agradece infinitamente: “No doy por hecho un solo día en la vida”.

Jennifer López estrena la nueva temporada de Shades of Blue en NBC este domingo a las 10:00 p.m., hora del Este.

Fuente