image
La maternidad se ha convertido sin duda en la responsabilidad más importante que tiene que afrontar a diario Jessica Biel, madre de Silas (13 meses) junto a su marido, Justin Timberlake, así como la faceta de su vida que más satisfacciones y quebraderos de cabeza le produce al mismo tiempo.

“A veces es difícil encontrar las palabras para describir esta experiencia. Es tan increíble… Estoy encantadísima. Pero reconozco que ser madre es el papel más difícil que he desempeñado hasta ahora. Probablemente es el trabajo más desafiante del mundo, pero también el más gratificante”, reveló Jessica a la revista OK!

A la hora de criar y educar a su pequeño, la intérprete cuenta con toda la ayuda y el apoyo de su marido, al que describe como el “compañero perfecto”.

“Justin es un padre gracioso, dulce y que siempre está pendiente de nosotros, es todo lo que podría pedir y más. Para mí es el compañero perfecto con el que tener un hijo”, comentó sobre el astro de la música.

En la actualidad, la actriz está totalmente volcada en el cuidado de Silas, quien cada día le proporciona momentos inolvidables que consiguen que, al menos por ahora, no tenga prisa por retomar su carrera interpretativa a tiempo completo.

“Si tuviera que elegir mi momento preferido del día sería cuando se levanta de la siesta. Mira hacia arriba y suspira, y su sonrisa llega a lo más profundo de mi ser. Eso es magia pura”, añadió en la misma conversación.

Sin duda, Jessica y Justin atraviesan una de las etapas de mayor felicidad y estabilidad en sus vidas, hasta el punto de que en breve podrían animarse a darle un hermanito o hermanita a Silas.

“Ya están pensando en tener más hijos. En casa se ocupan de todo juntos, son compañeros. Justin está muy feliz. Ya ha tenido una carrera de éxito, y ahora dice que la familia es lo más importante”, informaba una fuente a la revista Us Weekly.

Fuente