image

 

Siguen los problemas entre Mayra Rojas y Jorge Monge, sobre todo por la custodia de Luciana, la bebé que adoptara Lorena Rojas un año antes de morir.

Monge reclama que Mayra no ha cumplido la voluntad de su hermana en varios temas, sobre todo con el futuro de la niña, a quien Lorena quería que fuera criada por Jorge, con quien se casó pocos días antes de morir.

La actriz se niega a entregar a la niña, y alega que la voluntad de su hermana era que Luciana se quedara con ella, así que será legalmente como intenten arreglar sus problemas, porque definitivamente entre ellos no existe la más mínima comunicación.

Fuente