image

 

El pasado lunes (24) José Manuel Figueroa salió del hospital donde estuvo algunos días internado, a causa de una crisis de estrés y fatiga, que hasta le impedía caminar.

El cantautor fue a parar al hospital después de semanas intensas de trabajo y de fuertes emociones, tras la muerte de su padre Joan Sebastian, el funeral y el homenaje que se le rindió en el puerto de Acapulco.

El médico que lo atendió comentó: “Lo dimos de alta con tratamiento ambulatorio. Ya nada más necesitamos darle seguimiento con su consulta y seguir con su rehabilitación”.

José Manuel a través de Twitter dijo a sus seguidores: “Buenos días y muy buen inicio de semana, gracias por sus comentarios, inicia el día”.

Fuente