ISIS-estado-islamico-violaciones-raccoon-knows

NUEVA YORK —  Un hombre de Brooklyn de declaró culpable el viernes de tratar de unirse al Estado Islámico (ISIS) y de conspirar para proveer apoyo desde la Ciudad de Nueva York a la organización terrorista.

Adburasul Hasanovich Juraboev, 25 años, admitió su culpabilidad en la Corte Federal de Distrito en Brooklyn y se enfrenta a una posible pena máxima de 15 años de prisión. Aún no hay fecha de la sentencia. Los otros implicados se declararon inocentes.

En febrero, el NYPD y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) revelaron que Juraboev, un ciudadano uzbeko que trabajaba en una tienda en el citado condado, tenía previsto viajar a Estambul y luego a Siria para unirse a ISIS. El acusado tenía un boleto de avión para volar desde el aeropuerto internacional John F. Kennedy a Estambul, pero fue detenido antes de que pudiera salir del país.

Hasanovich Juraboev y Abror Habibov, ambos de Uzbekistán, y Akhror Saidakhmetov, de Kazajistán, fueron arrestados en febrero por las autoridades federales y agentes del NYPD. La investigación del FBI reveló que Juraboev y Saidakhmetov planeaban viajar a Siria para unirse al Estado Islámico, mientras que Habibov ayudaba económicamente al segundo en sus intenciones, pero no tenía planes de abandonar el país. 

En una conferencia de prensa el miércoles, el comisionado de Policía William J. Brattondijo que el arresto de los tres hombres fue el primero que las autoridades realizaron como parte de un caso vinculado a los esfuerzos del Estado Islámico por reclutar neoyorquinos.

Juraboev y Saidakhmetov habían conversado en internet de plan  para explotar una bomba en Coney Island y atacar el presidente Barack Obama. Las autoridades no presentaron ninguna evidencia de que los hombres habían tomado medidas más allá de sólo formular planes de terrorismo.

Según The New York Times, la denuncia penal contra los hombres sugiere que los investigadores comenzaron a monitorear a Juraboev después de que publicó mensajes en línea. El hombre fue entrevistado y dijo que apoyaba a  ISIS y que su amigo Saidakhmetov compartía opiniones similares. Un informante pagado comenzó a interactuar con los dos hombres y hablar con ellos acerca de viajar a Siria.

“Este caso es otro ejemplo del alcance que tiene el Estado Islámico dentro de los Estados Unidos a través redes sociales, y el hecho de que algunos están dispuestos a seguir ese llamado”, indicó Bratton en un comunicado.

FUENTE