juan-luis-guerra-habla-sobre-los-haitianos-raccoon-knows

De visita en Londres el dominicano Juan Luis Guerra habló con BBC Mundo sobre su música y actualidad. El autor de “Visa para un sueño” aseguró que está pendiente del problema de los inmigrantes de Haití en República Dominicana.”One, two, three, tap; one, two, three, tap“, balbucea una mujer morena, alta, de rasgos latinos.

Intenta mostrarle a su pareja, un irlandés con más actitud que ritmo, cómo bailar bachata.

Como ellos, unas 3.500 personas bailan al ritmo de “Burbujas de amor”. Y los más avezados dan giros y saltos coreando “La bilirrubina”.

El martes, Juan Luis Guerra hizo subir la temperatura del frío, gris y mojado verano británico. Se presentó en el Brixton O2 Arena, en el sur de Londres, ante un público mayoritariamente latino, pero con excepciones.

“Casi todos los sitios donde vamos los latinos siempre apoyan nuestras presentaciones aunque hemos recibido con mucho agrado a muchos locales. En Bélgica muchos belgas, en Francia muchos franceses. Los latinos se encargan de hacer que los locales entiendan y bailen este tipo de música”, le cuenta el cantante a BBC Mundo.

Con casi dos metros de altura y tres décadas de carrera musical, Guerra sigue siendo ese artista de voz pausada y aspecto bonachón que conquistó no sólo al público latino, sino que se abrió un espacio entre angloparlantes y europeos amantes del merengue y la bachata. Y a pesar del apuro –esta entrevista se realizó en 15 minutos, entre la prueba de sonido y el concierto- se hace un tiempo para conversar con BBC Mundo.

“Venir a tocar a Londres significa mucho para nosotros no solamente por esta hermosa ciudad sino por lo que representa musicalmente también. Grandes patrones musicales salen de aquí, así que estamos felices”.

Se declara fanático de Los Beatles, su “grupo favorito”, y cuenta orgulloso que cada vez que visita Londres encuentra el tiempo para ir a Abbey Road –el famoso paso de peatones que aparece en la carátula del disco homónimo del grupo- a “tirarse una foto”.

¿Sabías que “Burbujas de amor” es bastante polémica entre tus seguidores en Inglaterra? Algunos la tildan de “sexista” y le atribuyen un doble sentido a “tocar mi nariz en tu pecera”.

“(He escuchado que) tiene esa connotación, pero realmente esa canción yo la compuse mientras leía un libro de Cortázar, Rayuela, y si buscas bien, en uno de los capítulos hay un personaje que textualmente toca la nariz contra la pecera. Esa imagen fue la que me inspiró a componer la canción. Le han dado otra connotación, pero esa imagen, textual, fue la que me inspiró a componerla”.

Dominicano de corazón, Guerra es uno de los pocos artistas latinos exitosos que no se ha mudado a Miami. Por el contrario, sigue viviendo en Santo Domingo y si sale de gira, busca no estar más de un par de semanas lejos de casa.

“Si vives en Santo Domingo tienes que saber lo que sucede. Te enteras por radio, por televisión o por los periódicos”.

Uno de los principales problemas que enfrenta actualmente República Dominicana es la inmigración irregular de haitianos. ¿Qué opinas de las deportaciones de haitianos ilegales que está haciendo el gobierno de República Dominicana?

“Como dominicano por supuesto que sé de la problemática. (Estoy) esperando y apoyando en todo a nuestro gobierno en ese sentido, porque tenemos el derecho de tomar las medidas que ellos encuentren que sean necesarias para legalizar a todas las personas que viven allá”.

El primer ministro haitiano ha hablado de una crisis humanitaria. Tú has hecho de los derechos de los inmigrantes una bandera artística con canciones como “Visa para un sueño”, casi un himno de los latinos que dejaban sus países para probar suerte en EE.UU. o Europa. ¿Ha intentado mediar en este conflicto o se mantiene al margen?

“Claro. (me mantengo informado) dentro de lo posible, pero siempre dándole un espaldarazo a la política dominicana en ese sentido. No queremos hacer injusticias, pero legalizar a las personas que viven allá es responsabilidad de todos los países, no sólo de República Dominicana, sino de todos los países del mundo”.

Una generación completa conoce República Dominicana a través de tu música. ¿Cuál es tu evaluación actual?

“Para mí es un privilegio que las personas puedan conocer y visitar la República Dominicana a través de mi música. Muchísimas cosas están funcionando mejor en República Dominicana. El turismo se ha incrementado muchísimo. La salud está funcionando mejor, la educación, funcionando mejor. Pero queda mucho por hacer”.

La salud es un tema recurrente en tus letras, desde La Billirrubina a El Niágara en Bicicleta mencionan las carencias del sistema de Salud. ¿Ha avanzado?

“Siempre, siempre estoy muy pendiente de la salud, principalmente en los hospitales de niños porque trabajo con ellos (a través de la Fundación 440) Hay MUCHO que hacer todavía, pero veo avances y me lleno de alegría”.

Llevas casi tres décadas de carrera. Si tuvieras que evaluarlas en una palabra, ¿cuál sería?

“Bendecidas, figúrate tú. Cuando uno empieza no sabe qué esperar de los conciertos. Ha sido una hermosa carrera y opino que lo mejor está por venir. Yo siempre tengo mis ojos puestos en lo que viene y faltan muchas cosas aún”.

FUENTE