luis ernesto vargas

El expresidente y juez de la Corte Constitucional de Colombia, Luis Ernesto Vargas Silva, afirmó ayer que hay “un riesgo” en los países de la región latinoamericana de que los mandatarios quieren “perpetuarse” en el poder.Afirmó que los llamados a ejercer el control correspondiente son los tribunales constitucionales, pero que para ello se necesitan jueces con “dignidad y altivez”, absolutamente autónomos e independientes del poder central.

Al participar como orador principal en el acto inaugural de las XXII Jornadas de Justicia Constitucional, que se llevarán a cabo hasta este viernes en el país, dijo que Colombia es como una exportadora de jurisprudencia, puesto que diversos tribunales y cortes constitucionales de países de la región han pedido, para someterlas a estudio, las leyes y sentencias que han producido para proteger la constitución. En junio pasado, el Congreso de Colombia eliminó la reelección presidencial de la Constitución como parte de una reforma de equilibrio de poderes.

Vargas Silva también reprochó que las personas de orientación e identidad sexual diversa sean “gravemente discriminadas” en América Latina. Dijo que esa discriminación no sólo se evidencia con aptitudes de rechazo por parte de sociedades conservadoras, sino particularmente en la legislación sobre diversas materias.

Dijo que los órganos democráticamente representativos son los que deben garantizar los derechos fundamentales de las personas discriminadas, pero que eso está muy lejos de suceder porque las mayorías políticas están guiadas por cálculos electorales, que los lleva a concentrarse en las materias que les confiere mayor apoyo popular y no en los reclamos de esos colectivos.

Milton Ray: no se concibe democracia sin justicia

Milton Ray Guevara, presidente del Tribunal Constitucional (TC) anfitrión de las jornadas, aseguró que no se puede concebir una sociedad democrática sin justicia constitucional. Al ofrecer la bienvenida al acto, donde participan jueces de cortes y tribunales de Latinoamérica y El Caribe, dijo que esa justicia debe estar sustentada en los valores de la libertad y la democracia, paradigmas del estado social y democrático de derecho, cuyo garante es el TC.

FUENTE