image

 

Un juzgado de California ha desestimado la demanda que un cantante hizo en contra de Taylor Swift, por supuestamente copiarle una canción para crear su éxito ‘Shake it off’.

El cantante Jessie Braham acusó a Taylor de haberle copiado el 92% de la letra del hit musical “Shake it off” y exigió 42 millones de dólares de compensación.

Pero una juez de California ha declarado que no existen suficientes pruebas para seguir adelante con el caso y para ello hasta utilizó algunas de las letras de las canciones de Swift en su declaración oficial.

A pesar de la negativa de la juez a aceptar el caso por falta de pruebas, Braham ha asegurado al diario Daily News que apelará la decisión, llevando el caso al tribunal supremo si es necesario. “Un día nos veremos en los tribunales”, advirtió.

Fuente