Santiago
Santiago . El Bloque de Juntas de vecinos de la zona Este de esta ciudad se opone rotundamente a la instalación de tres nuevas plantas expendedoras de combustibles, por considerar que atentan contra la seguridad de decenas de familias y además porque violan varias leyes vigentes en el país.

Pedro de la Cruz, presidente del Bloque de Juntas de vecinos de la zona Este, integrada por más de 50 juntas de vecinos de los sectores Reparto Kókete, del Este, avenida Juan Pablo Duarte y Quintas de Pontezuela, indicó que gracias a la lucha de la entidad que dirige se logró suspender la construcción de una de las plantas en la carretera Duarte.

“Para este martes 24 a partir de las 4 de la tarde, tenemos vistas públicas en la casa-club del reparto Kókete, donde vamos a presentar los sectores que serían afectados con la instalación de esos negocios, porque son decenas de familias, colegios y hasta iglesias que hay en donde se pretenden instalar”, subrayó de la Cruz.

Precisó que otra de la planta que se busca instalar, está en los alrededores de un super-mercado, una iglesia, un colegio y varias clínicas en la avenida Juan Pablo Duarte.

“Ellos están violando la ley 316, pero además sobre la distancia en que deben operar esos negocios de los centros educativos, de salud y religiosos”, puntualizó Pedro de la Cruz.

Indicó que las violaciones a las leyes municipales y de instalación de negocios va tan lejos, que un empresario obtuvo un deslinde de terreno para instalar una tienda y la cambió por una banca de apuestas, la cual también rechaza el Bloque de Juntas de Vecinos de la Zona Este.

Dijo que el Bloque ya ha elevado varias instancias de oposición a los establecimientos comerciales con su equipo jurídico que encabezan los abogados José Alberto Cruz y Miguel Mejía.

Por otro lado, el presidente del Bloque de Juntas de Vecinos de la Zona Este dijo que es preocupante la ola delictiva que afecta a los moradores de Monte Adentro y las urbanizaciones de esa parte de la ciudad.

FUENTE