image

 

El último incidente protagonizado por el polémico Justin Bieber, quien la semana pasada acababa a puñetazo limpio en Cleveland (Ohio) con un desconocido tras intercambiar varios insultos, podría haber sido el detonante de una cadena de escándalos mediáticos y episodios de estrés que ahora ha llevado al cantante a plantearse retirarse temporalmente de la música para dedicarse a viajar por el mundo.

“Justin ha estado notando mucho la presión en las últimas semanas. Sigue queriendo actuar para sus fans y crear nueva música, pero esta gira está siendo demasiado para él. Ya ha dejado de organizar encuentros con sus fans y de sacarse fotos con ellos, pero todavía se siente abrumado por las circunstancias”.

“Ha estado diciendo que quiere escapar de todo y relajarse viajando por el mundo. Su idea es recorrer el planeta y visitar las mejores ciudades y los sitios más exóticos como haría cualquier mochilero. Pero obviamente con el ilimitado presupuesto de un multimillonario”, reveló una fuente al periódico Daily Star.

Su deseo de huir de la vida pública ya se puso de manifiesto el pasado mes de mayo cuando, en un arrebato de franqueza, el intérprete confesó a través de las redes sociales que empezaba a verse a sí mismo como un “animal de zoo” del que no se tienen en cuenta sus sentimientos.

“Él fue sincero cuando explicó que se sentía como un animal del zoo. Quiere que sus fans se den cuenta de que ante todo es una persona que quiere que se le tenga un poco de respeto”, explicó el mismo informante.

Además de criticar la falta de empatía hacia su persona, Justin utilizó el mismo mensaje para advertir a sus fans de que ya no estaba dispuesto a fotografiarse con ellos bajo ningún concepto.

“Si se da la casualidad de que se encuentren conmigo por la calle o en cualquier otro sitio, quiero que sepan que no pienso posar para las fotos. Ha llegado un punto en el que la gente ni siquiera me dice hola o me ve como un humano, me siento como un animal de zoo, y quiero ser capaz de mantener mi cordura”, escribía el cantante en su cuenta de Instagram.

Fuente