image

 

Kim Kardashian podría estar atravesando por uno de sus peores momentos, tras enterarse que su marido Kanye West tuvo un encuentro romántico con una expareja.

De acuerdo con la revista InTouch, después de que se revelara que las dos estrellas dormían en camas separadas, el motivo verdadero sería que Kanye habría tenido una cita con su expareja Amber Rose, y Kim se enteró de lo sucedido.

El sitio RadarOnline ya había publicado la semana pasada que la parea dormía en habitaciones separadas, pero esta publicación dijo que todo se debía a las frecuentes flatulencias de Kim por causa de su embarazo.

Según InTouch, la pareja está llevando con discreción esta separación, para que esta no afecte a su hija North West, así como para evitar el acoso de la prensa, tanto que la pareja hasta aparece junta en eventos públicos, como lo fue la pasada Semana de Moda de Nueva York. Otro de los motivos de mantener bajo llave sus problemas sería porque quieren sacar provecho del nacimiento del segundo bebé que viene en camino. Hay millones de por medio.

“Ella ya está poniendo antenas a qué publicaciones van a pagar más”, dijo una fuente a Radar Online.

Fuente