image

 

El pasado martes 21 de abril, se celebró en el Lincoln Center de Nueva York, la ceremonia de las 100 personas más influyentes de la revista TIME, donde Kanye West y Kim Kardashian tuvieron algunos contratiempos.

Al salir de su apartamento en Soho, un fotógrafo pisó el vestido de Kim, que por poco lo rompe. El hombre pidió disculpas, pero la socialité pasó un gran susto por su traje, que pudo haber sido dañado antes de asistir al evento.

Al desfilar por la alfombra roja, la actriz Amy Schumer les quiso jugar una broma, y fingió sufrir una caída, cuando ellos estaban posando frente a la prensa.

Schumer contó después que le preguntó a su publicista: ‘¿Puedo fingir que me caigo?’, a lo que la mujer respondió ‘No puedo detenerte’, y lo hizo, sacando totalmente de balance a Kanye y a Kim, y provocando las carcajadas de los asistentes, y el video de ese instante ya Circula en Internet.

Fuente