Kate-del-Castillo-Cuarto-Amparo-Raccoonknows.jpg

 

La actriz aclaró que las imágenes no se las había enviado a ninguna expareja, y que eran para ella misma.

Kate del Castillo asegura que las fotos íntimas que le fueron hackeadas de su celular, no tenían destinatario, que eran tomadas por ella y para ella.

“No se las mandé a nadie. Son fotos que yo de loca me las tomo, no son para compartir, es un robo”, declaró Kate en entrevista con la revista ‘Quién’.

La actriz aseguró que recibió un mensaje con tres de las fotos, y trataron de extorsionarla pidiéndole dinero, pero ella no aceptó y ahora las imágenes circulan por internet, y advirtió que el hecho está siendo investigado por el FBI para dar con los delincuentes.

Definitivamente este no ha sido un buen año para Kate, pues además de los problemas legales en que se ha visto envuelta por su supuesta relación con el Chapo Guzmán, ahora le hackean su teléfono.

Fuente