Kathy Griffin-Donald Trump-Raccoonknows.jpg

 

La actriz y cómica Kathy Griffin se ha convertido esta semana en la diana de múltiples ataques dirigidos tanto desde los medios de comunicación como de las redes sociales por su decisión de posar para una sesión de fotos con lo que parece ser una réplica de la cabeza de un decapitado Donald Trump cubierto de sangre.

A pesar de la disculpa casi inmediata que emitió la artista a través de un vídeo en el que reconocía haber ido “demasiado lejos” con su gesto, las críticas no han hecho otra cosa que intensificarse a lo largo de los últimos días al tiempo que la intérprete perdía algunos de sus contratos publicitarios y laborales más importantes, como el que la mantenía ligada a la cadena de noticias CNN.

Con el objetivo de ofrecer su visión tanto de la polémica como de las consecuencias que ha acarreado para ella, Kathy y su abogada, Lisa Bloom, han convocado una rueda de prensa para este viernes que, además de darle la oportunidad de explicarse largo y tendido, le servirá para denunciar la situación de “acoso” a la que, según su versión, se ha visto sometida por el mandatario y algunos de los miembros más destacados de su familia.

“A principios de esta semana, la señorita Griffin publicó una imagen muy controvertida en la que aparecía junto a una máscara ensangrentada con la cara de Donald Trump. La señorita Griffin quiere explicar con detalle el propósito que se esconde bajo esa imagen y también responder a la estrategia de acoso que ha emprendido la familia Trump contra ella“, dice un mensaje publicado por su representante legal en la red social Twitter.

Aunque no ha llegado al punto de respaldar abiertamente tan polémico gesto, cosa que sí ha hecho el fotógrafo responsable de la instantánea, Tyler Shields, al justificar que el tono algo macabro de la obra debe ser interpretado en términos artísticos y ligados al derecho a la crítica política, la mencionada Lisa Bloom sí ha dejado claro en su mensaje que, más allá de la opinión que le pueda merecer tan controvertida propuesta, siempre estará “orgullosa” de representar a Kathy Griffin.

Estoy orgullosa de anunciar que soy la representante de Kathy Griffin. Las dos ofreceremos una conferencia de prensa y aquí os dejo todos los detalles“, apuntó en su publicación de Twitter.

Entre los innumerables mensajes de desaprobación que ha venido recibiendo Kathy estos días, sin duda destacan los de Donald y Melania Trump, quienes no dudaron en recurrir a su perfil más victimista para acusar a la humorista de haber dejado profundamente dolidos a sus hijos, así como cuestionar su salud mental.

Kathy Griffin debería sentirse avergonzada de lo que ha hecho. Mis hijos, especialmente Barron, de 11 años, lo están pasando muy mal con todo esto. ¡Es enfermo!“, tuiteó el presidente.

“Como mujer, esposa y ser humano, encuentro esta imagen muy perturbadora. Considerando las atrocidades que tienen lugar hoy en día en el mundo, creo que el hecho de buscar notoriedad con una foto de este tipo hace que te preguntes sobre el estado mental de la persona que lo ha hecho”, apuntó la primera dama en un comunicado.

Fuente