CNN-Kathy Griffin-Donald Trump-Raccoonknows.jpg

 

Tras la controversia generada por sus fotos con una cabeza del presidente Donald Trump en ensangrentada, la comediante Kathy Griffin aseguró que el Servicio Secreto la contactó para informarle que está siendo investigada por este hecho.

También advirtió que está siendo acosada por familiares que están “tratando personalmente de arruinar mi vida para siempre”.

“No le tengo miedo a Donald Trump·, advirtió Griffin en una conferencia de prensa el viernes. “Es un matón”.

La actriz, quien estuvo acompañada de su abogada Lisa Bloom, se volvió a disculpar por la polémica instantánea del fotógrafo Tyler Shields, quien es conocido por sus provocativas propuestas.

“Sobre la imagen, las disculpas siguen en pie. Me siento horrible… cometí errores, soy una comediante expuesta”, agregó. “Fui muy lejos. La imagen es muy perturbadora. Entiendo que ofenda a la gente. No fue gracioso. Entiendo”.

La exconductora del programa de televisión Fashion Police informó que solicitó al fotógrafo retirar la foto y el video de la sesión. Si bien se mostró muy afectada, advirtió que no dejará de expresar su oposición al mandatario.

Esta instantánea que parecía una simple broma, le ha traído graves consecuencias a Kathy Griffin. Además de recibir amenazas de muerte en redes sociales aseguró se le cerró su página de internet y CNN canceló su contrato como coanfitriona del programa de Año Nuevo que presentaba con Anderson Cooper desde 2007.

Fuente