Katy Perry-polémica-Britney Spears-Raccoonknows.jpg

 

Aunque el tema que la catapultó a la fama mundial ‘I kissed a girl’ habla solo de un beso con sabor a cereza, la cantante decidió contar que la realidad iba más allá.

“¡La verdad sea dicha, hice más que eso!”, dijo Perry en la gala de los Derechos Humanos 2017, en Los Ángeles, según reporta la revista People.

La intérprete añadió: “sabía que tenía curiosidad, mucha, e incluso entonces sabía que la sexualidad no era tan blanca y negra como el vestido que llevo”

Cuando Katy logró salir de la burbuja religiosa en la que la tenía su familia, descubrió que la gente diferente, no era lo que le habían dicho por años:

“Estas personas no eran nada de lo que me habían enseñado a temer. Eran las personas más libres, fuertes, amables e inclusivas que he conocido. Ellos estimularon mi mente y llenaron mi corazón de alegría, y bailaron con alegría mientras lo hacían. Estas personas son realmente magia, y son mágicas porque están viviendo su verdad”.

“Ya no puedo sentarme en silencio. Tengo que defender lo que siento que es verdad y eso es igualdad y justicia para todos, punto”, agregó.

Fuente