kendall jenner-Acosador-Raccoonknows.jpg

 

Kendall Jenner ha decidido aumentar el personal de seguridad en su mansión de la localidad de Hollywood Hills (Los Ángeles), después de que un joven de 25 años, Shavaughn McKenzie, la abordara a la entrada de la propiedad hace algunos días.

Según informa el portal TMZ, la joven de 20 años tiene miedo de que pueda volver a repetirse un incidente similar, por lo que ha endurecido las medidas de protección en torno a su hogar, asegurándose de que sus guardaespaldas patrullen los terrenos de la casa -que compró el pasado junio a Emily Blunt y John Krasinski por 6,5 millones de dólares- y de que vigilen las inmediaciones de la residencia.

Kendall, que ya reforzó el sistema de seguridad de la casa tras hacerse con ella, también ha conseguido una orden de alejamiento contra su acosador.

Según el informe policial, el pasado domingo McKenzie estuvo esperando varias horas en la entrada del domicilio hasta la llegada de Kendall y, cuando la joven entró con el coche, la siguió y empezó a dar golpes en la ventanilla del conductor al tiempo que gritaba: “¿Puedo hablar contigo?“.

La modelo se asustó y empezó a gritar, ante lo que el hombre intentó calmarla levantando las manos y diciendo: “Mira, no voy armado”.

Esa no era la primera vez que Shavaughn McKenzie le daba un gran susto a la maniquí, que reveló a la policía que ya le había visto en múltiples ocasiones alrededor de su anterior casa en Los Ángeles y en otras localizaciones, aunque no había querido tomar medidas legales sobre el asunto.

Fuente