Loading...
Loading...

Kendall Jenner y la revista Vogue fueron acusadas de ‘apropiación cultural’, luego de que se hiciera pública una imagen de la modelo con peinado de afro, informó El País.

La fotografía será parte de una sesión que Jenner realizó junto a la modelo holandesa Imaan Hamman, y será publicada en la edición de noviembre de la revista para conmemorar el décimo quinto aniversario del Premio Fondo de Moda, creado por el Consejo de Diseñadores de Moda Americanos.

Las imágenes fueron publicadas en la cuenta de Instagram de la revista, y se incluyó un mensaje que dice que el Fondo fue creado para hacer que la comunidad de moda estadounidense sea más solidaria, más creativa y más sensible.

 

View this post on Instagram

 

Fifteen years and 150 finalists later, the @CFDA/Vogue Fashion Fund prize has created global stars, local heroes, a must-watch New York Fashion Week, and, most important, a true sense of community among designers of all ages and backgrounds—all with differing aesthetic and commercial aspirations—who communicate, collaborate, and essentially care for one another through the fun and not-so-fun times. Laura Vassar Brock—one of the founders of 2016 #CVFF winner Brock Collection—says, “We spoke to a few friends who had gone through it, and they all said the same thing: that the Fashion Fund is a life-changing experience. And indeed it was!” Tap the link in our bio to learn more. Photographed by @mikaeljansson, styled by @tonnegood, Vogue, November 2018

A post shared by Vogue (@voguemagazine) on

Las fotos causaron polémica en la sección de comentarios, y varios usuarios cuestionaron por qué no se contrató a una modelo afroamericana con un peinado natural.

La revista de moda emitió una disculpa a través del portal de internet Page Six.

La imagen se supone que representa a una actualización del cabello romántico Edwardiano/Gibson Girl que se adapta al estilo de la colección Brock, y también al gran cabello de los años 60 y principios de los 70, el look en esas eras. Nos disculpamos si se entendió de una manera diferente de lo que se pretendía, desde luego no quisimos ofender a nadie“, se lee en el comunicado.

Ésta no es la primera vez que la publicacón es acusada de apropiación cultural, ya que en 2017, la revista generó polémica al realizar una sesión con la modelo Karlie Kloss enfocada en la cultura japonesa.

La propia Kendall anteriormente estuvo envuelta en controversia sobre temas raciales cuando protagonizó un comercial para Pepsi en donde se le ve en medio de una protesta dando una de estas bebidas a un oficial. Aunque el mensaje era positivo, muchas de las personas percibieron que no era adecuado que se tocara un tema tan fuerte con una figura como Jenner haciéndose ver como la heroína del cuento.

Fuente

Loading...