image

 

Kendra Wilkinson confesó en su reality show que cuando era adolescente sufrió una severa depresión, e intentó quitarse la vida varias veces.

La ex conejita de Playboy dijo: “Cuando era adolescente luché con una depresión severa. Intenté suicidarme un par de veces, fui a una institución mental y luché contra esa enfermedad”, y también dijo que su madre la abusaba emocionalmente desde niña.

Estas sorprendentes revelaciones se hicieron en su programa ‘Kendra On Top’, donde dijo que sus instintos suicidas se despertaron nuevamente, cuando descubrió a su esposo Hank Baskett siéndole infiel.

Fuente