image

 

La popular Khloé Kardashian paró los trámites de su divorcio de Lamar Odom tras ingresar este en el hospital al ser encontrado inconsciente en un burdel de Las Vegas, y siente que su papel ahora es ayudarle a recuperarse.

“Quiero que Lamar sea feliz con Lamar otra vez, quiero que Lamar ame su vida otra vez. Ese es el papel que siento que debo tener… Nunca quise divorciarme, nunca quise que perdiese el control”, cuenta en el programa ‘Kocktails with Khloé’.

Khloé se casó con el exjugador de baloncesto en 2009, pero solicitó el divorcio cuatro años después, una vuelta a la soltería en la que mantuvo noviazgos con el rapero French Montana y el jugador de baloncesto James Harden. Aunque rompió recientemente su relación con el deportista debido a una supuesta infidelidad. Además, se rumoreaba que se había reconciliado con French Montana, pero ella insiste en que solo son amigos.

“Creo que en el momento en que dejas que alguien vea tus partes íntimas, es agradable mantener relación con él. Sigo siendo amiga de French Montana. Tenemos una relación cordial… y sí, rompí con James Harden. Una vez has recibido cierto tipo de amor y respeto por parte de alguien no te vas a conformar con menos”, asegura en Konfronting The Rumor (Enfrentándose al rumor), una nueva sección del programa.

Fuente