Kanye y Kim le han recordado a su exguardaespaldas que firmó un compromiso de confidencialidad por 10 millones de dólares

Cuando se trabaja de guardaespaldas para Kim Kardashian y Kanye West, hay que tener claro que ellos son los únicos que pueden sacar beneficio vendiendo su vida privada, por lo que sus empleados deben seguir el lema: oír, ver y callar.

Precisamente lo que no ha hecho su antiguo guardaespaldas, Steve Stanulis, que podría enfrentarse ahora a una demanda por valor de 10 millones de dólares tras romper la cláusula de confidencialidad que aceptó al firmar el contrato antes de empezar a trabajar para el matrimonio, según informa el portal TMZ.

En la carta que le han hecho llegar a través de sus abogados Kim y Kanye recuerdan a Stanulis las consecuencias de haber roto su silencio, aunque le ofrecen la opción de olvidar la posible demanda si pide perdón públicamente a la familia.

“La familia West no está dispuesta a tolerar que se la siga difamando y que se vendan historias falsas en un desesperado, claro y vergonzoso intento de conseguir publicidad a su costa. Este triste parásito ha violado todos los principios básicos de decencia con sus mentiras“, contó un representante del matrimonio al New York Daily News.

Stanulis fue guardaespaldas de Kanye hasta el pasado mes de mayo, cuando -según su propia versión- fue despedido por hablar con Kim en la gala del Met tras, lo que hizo que el rapero se pusiese celoso porque ‘es peor que un niño’.

“Él vive en su mundo y el resto del mundo simplemente está ahí. No entiendo cómo Kim sigue casada con él. Una vez tuve que cuidar de su hija y fue mucho más sencillo que hacer de niñero de su padre. Es diez veces peor de lo que aparenta. Nunca sabes cuál va a ser el detonante de la próxima bronca. Estaba alucinado de la cantidad de momento bizarros de los que fui testigo en solo dos semanas“, contaba Stanulis al periódico The Sun.

Tanto el cantante como su mujer han negado que esta fuese la razón de su despido, alegando que su ex guardaespaldas solo había firmado un contrato por un tiempo determinado.

Fuente