La socialite llevaba a la bebé en una carriola mientras resolvía unos asuntos en un edificio en Los Ángeles.

 

Kim Kardashian llevó a su bebé a Chicago West en público por primera vez, dos semanas después de que ella naciera a través de subrogación gestacional, el pasado 15 de enero.

El viernes, se vio a Kim, de 37 años, empujando a la niña en una carriola en un edificio en Los Ángeles sin su esposo Kanye West o sus hijos mayores, North, de cuatro años, y Saint, de dos.

Aunque la cara del bebé apenas se podía ver, ya que estaba envuelta en mantas, sus ojos, nariz y labios podían verse un poco.

Kim manejó en todo momento la carriola de su bebé mientras un guardaespaldas observaba. Después separó el porta bebé con Chicago dentro y lo colocó en el asiento posterior del coche junto con ella.

Fuente