Loading...
Loading...

Al final de sus dos embarazos, la estrella se sentía tan mal que pensó que nunca más tendría intimidad con su marido.

Kim Kardashian ha hablado sobre su vida íntima para una entrevista reciente con la revista “Richardson”.

En la entrevista, Kim habla sobre sus embarazos difíciles y cómo afectaron la forma en que se sentía sobre ella y su sexualidad. Según el Daily Mail, ella dijo: “Fui una persona que ganó 60 o 70 libras en mis embarazos y me sentía muy diferente a mí misma y muy poco atractiva”.

Todo eso la afectó hasta el punto de que no sabía si podría volver a tener intimidad. Ella dijo: “Literalmente, al final, cuando ni siquiera puedes tener relaciones íntimas, pensé: ‘¡Nunca volveré a tener relaciones en mi vida!’ Me sentí tan mal conmigo misma en mi alma “. 😢

Afortunadamente, solo fue una fase, y después de que Kim perdió todo el peso del bebé ocho meses después de dar a luz, se sintió “mejor que nunca” y, presumiblemente, su vida íntima también se recuperó.

Fuente

Loading...