Kim Kardashian-Kanye West-Taylor Swift-Raccoonknows-Video.jpg

 

Tal parece que la polémica continúa por el video que Kim Kardashian reveló de su esposo Kanye West hablando por teléfono con Taylor Swift.

Según la revista People, la estrella de la serie Keeping Up with the Kardashians podría enfrentar cargos por haber hecho público el video a través de sus redes sociales.

El abogado Gregory G. Brown, de la firma Brown & Charbonneau, aseguró a la publicación que Kim puede estar expuesta legalmente por haber compartido la grabación.

En la legislación de California es un delito grabar o escuchar cualquier conversación confidencial sin el debido consentimiento de todas las personas involucradas, agregó Brown.

Según parece, la conversación entre Kanye y Taylor sobre la canción “Famous” fue grabada en Los Ángeles y el rapero no informó a la cantante que la conversación estaba siendo registrada en video.

Bajo el código penal, Swift podría argumentar que esperaba que su derecho a privacidad fuera respetado, así que la grabación es “definitivamente ilegal”, expresó el abogado.

“Se puede argumentar que ella [Kim] fue cómplice, que alentó o asesoró el crimen”, dijo el letrado. “Si fuera así, podría ser tratada como actor principal del caso”.

El posible castigo por este delito puede llegar a una sanción de $2,500 y hasta un año de prisión, además de poder enfrentar cargos civiles adicionales por daños.

Sin embargo, Kim y Kanye consultaron con sus abogados antes de dar a conocer las controversiales imágenes. “No creen que puedan enfrentar una demanda, pero saben que puede ser una posibilidad”, compartió una fuente cercana a los West Kardashian.

Aún así, la celebre pareja “sentía que era importante que la verdad se conociera”, agregó la fuente, quien negó que la grabación fuera hecha con la intención de ser usada en Keeping Up with the Kardashians. “[Para eso] las dos partes debían estar al tanto y firmar un absolución”.

Fuente