kim-kardashian-instagram-raccoonknows

 

El pasado viernes, el presidente Donald Trump firmaba una orden ejecutiva que impedía la entrada temporal de cualquier refugiado a los Estados Unidos. Esta prohibición niega el acceso al país principalmente de aquellos procedentes de Siria y de otras naciones en donde predomina la religión musulmana.

Dicha medida ha producido la indignación de muchos, entre los que se incluyen famosos que no han podido evitar abrirse y expresar su oposición a esta nueva decisión presidencial. De las primeras en reaccionar ha sido Kim Kardashian, quien en sus redes sociales ha tirado una indirecta muy directa al nuevo Presidente.

“Estadísticas”, escribía la estrella de 36 años en sus redes. Esta palabra acompaña a una tabla que muestra la cantidad de americanos asesinados en el país anualmente y a manos de quien. Los números comparan que por cada dos yihadistas islámicos que asesinan en este país, hay 11,737 americanos que hacen lo mismo a sus propios compatriotas.

Esta medida ha afectado a Kim en primera persona. Ella es hija de inmigrantes que en su día fueron obligados a huir de su país. Su padre, Robert Kardashian, un abogado que murió en el 2003 y conocido por defender a O.J. Simpson, fue un estadounidense de Armenia y cuyos abuelos emigraron a los Estados Unidos huyendo de Rusia.

Las protestas ante esta nueva orden gubernamental no se han hecho esperar. Miles de personas salieron a la calle para decir no a una medida para muchos injusta. Y precisamente ha sido la justicia la que ha ordenado que los refugiados e inmigrantes paralizados en aeropuertos no deberían ser enviados de vuelta a sus países de origen a pesar de que Trump invita a expulsarles.

Así lo ha manifestado la jueza Ann Donnelly de la corte de Brooklyn. La magistrada de momento no ha permitido que los detenidos accedan al país, pero tampoco que lo abandonen.

Fuente