La estrella televisiva ha ganado 23 kilos y medio durante el embarazo de su segundo hijo y está preocupada por engordar aún más porque ya no puede hacer deporte

La estrella televisiva Kim Kardashian ha revelado a través de sus redes sociales el peso exacto que ha ganado durante los ocho meses y medio que lleva de embarazo del que será su segundo hijo junto al rapero Kanye West.

“Ok, hoy he llegado ya a las 52 libras… y todavía me quedan seis semanas más. ¡Y me han prohibido hacer deporte!“, anunció en su cuenta de Twitter.

Kim, que también es madre de la pequeña North (2) junto a Kanye, nunca ha ocultado lo poco placentera que le resulta la experiencia de estar embarazada al no sentirse a gusto en su propia piel.

“Voy a ser sincera: para mí, el embarazo ha sido la peor experiencia de mi vida. No he disfrutado ni un momento de él y no comprendo cómo puede haber gente que sí lo haga. A lo mejor es por culpa de la hinchazón, o los dolores de espalda o la pu**da de que tu cuerpo se agrande y nada te quede bien. Sencillamente siento que no estoy en mi propio cuerpo. La gente no te cuenta todos los inconvenientes que tienes que afrontar durante el embarazo o después. ¿Sabían que básicamente tienes que llevar una especie de pañal durante dos meses después de dar a luz? ¡A mí nadie me avisó!”, revelaba en su página web.

Kim Kardashian

Sin embargo, Kim está convencida de que al final merece la pena sufrir todas esas incomodidades.

“En realidad, al final todo merece la pena cuando tienes a tu precioso bebé entre tus brazos. Así que a pesar de todo lo que me estoy quejando, merece la pena al 100% y más”.

Fuente