Kim Kardashian-Raccoonknows.jpg

Kim Kardashian dijo que el robo armado que sufrió a inicios de octubre pasado en París la hizo dejar de preocuparse por los bienes materiales.

“Realmente siento que las cosas pasan en la vida para enseñarte algo. Probablemente no es ningún secreto y lo han visto en el programa (Keeping Up with the Kardashians): antes yo definitivamente era materialista. No hay nada malo con tener cosas y trabajar duro para conseguirlas, y estoy muy orgullosa de las personas a mi alrededor que son exitosas”.

Pero estoy tan contenta de que mis hijos vean esta versión de mí, que así los esté criando, porque esas cosas ya no me importan más“, dijo la socialité en el programa de Ellen DeGeneres.

Kardashian afirmó que, antes del incidente en París, en el que le fueron robados 10 millones de dólares en joyas, no había tomado las medidas necesarias para estar protegida.

“Nunca había pensado que necesitaría seguridad afuera de mi puerta, aunque tenía mucha joyería. Si lo piensas, claro que debería haber tenido un guardia de seguridad afuera las 24 horas del día cuando viajo. Ahora tengo muchos, sólo para poder dormir en la noche”.

La estrella de televisión afirmó que, pese a lo sucedido, se siente afortunada.

“Fueron unos siete u ocho minutos de tortura, pero, ahora que lo analizo, pudo haber sido mucho peor, así que no quiero sonar malagradecida. Estoy fuera, estoy en casa, segura, soy una mejor persona, está bien”, dijo.

Fuente