image

 

Kim Kardashian anda muy molesta con una de sus hermanas, porque al parecer, ella se burló del nombre que eligió para su segundo hijo.

Según la prensa estadounidense, cuando Kourtney Kardashian se enteró que Kim y Kanye West llamarían ‘SAINT’ a su hijo, tuvo una crisis de risa.

A Kim le cayó muy mal el comportamiento de su hermana, y de acuerdo con un testigo las dos tuvieron una discusión.

“A Kim no le gustó que Kourtney se burlara, pero al final Kourt le pidió disculpas, porque pensó que Kim estaba bromeando”, señala la fuente.

Y según los tabloides, después de ese pleito, Kim todavía está pensando seriamente si le da Saint para Kourtney bautizar, puesto que su hermana Khloe es la madrina de North.

Fuente