Kanye West-Kim Kardashian-Raccoonknows.jpg

 

Kim Kardashian West y su esposo Kanye West contrataron a una madre de subrogación para poder tener un tercer bebé, confirmó la revista People.

El matrimonio ya tiene dos niños: North, de 4 años; y Saint, de 1 añito. Pero según reporta la revista, quieren aumentar la familia. Tras el asalto a mano armanda que sufriera Kardashian West en París el año pasado y la posterior crisis emocional que viviera West, se rumoró que la pareja podría haber enfrentado problemas. Sin embargo, esta decisión de buscar un vientre de alquiler para tener un bebé podría indicar que la pareja está lista para seguir adelante con sus planes como familia.

La empresaria ha dicho en varias ocasiones a través de su programa de televisión, Keeping Up With The Kardashians (E! Entertainment), que ansía tener más hijos, así haya tenido embarazos de cuidado en el pasado. Sin embargo también reveló en el show que tras su segundo embarazo los médicos le explicaron que de volver a quedar en estado, su salud podría correr serios riesgos.

“No quisiera otra cosa que poder aumentar mi familia y saber que tengo un mundo en mi casa que está seguro”, dijo la también socialité en el programa televisivo, según People.

Asimismo la revista destaca que en una publicación que hiciera Kardashian West en su blog, estableció lo difícil y traumático que fue para ella y su madre cuando el médico tuvo que meterle la mano para poder desprenderle la placenta durante su primer embarazo. Esto porque sufrió de la condición placenta adherida, según confirmó People a través de una fuente en el 2015.

Fuente