image

 

Una fuente de la revista ‘People’ reveló que Kim Kardashian y Kanye West han discutido sobre el hecho que la hija de ambos, North West, tenga el pelo rizado, ya que eso hace que Kim se ponga como loca porque este no es el look que ella quiere para su pequeña.

A Kim le gusta controlar absolutamente todo, desde ropa hasta accesorios y se pone muy enojada con Kanye cuando sale con su hija sin consultarla y sale con la pequeña sin arreglar el cabello.

Según la fuente, la niña también se queja regularmente de que la cabeza está doliendo debido a los arreglos que Kim suele hacerle.

Fuente