image

 

¿Qué debe hacer una persona luego de comprar una casa y pasar dos años reconstruyendo y remodelándola hasta tenerla lista para mudarse?

Si esas personas son Kim Kardashian y Kanye West la respuesta es: venderla.

Kim y Kanye están a punto de poner en el mercado su mansión en Bel Air, California, por al menos $20 millones, según reporta el portal de internet TMZ.

La pareja compró la casa en enero del 2013 por $11 millones y comenzaron el proceso de remodelación de inmediato, por lo que nunca se mudaron a vivir allí. En lugar de ocupar la residencia, se mudaron a casa de la madre de Kim, Kris Jenner, en Calabasas, dónde continúan viviendo.

El verano pasado, Kardashian dijo a People que ella y su esposo habían encontrado una propiedad de $20 millones en Hidden Hills, California, cerca de dónde vive su madre.

“Cuándo compramos nuestra casa en Bel Air no teneníamos un bebé, ni siquiera estaba embarazada”, explicó Kim en ese momento. “Luego de tener un bebé te das cuenta que necesitas muchas otras cosas, un tipo de espacio distinto. Estar en la ciudad es una vida distinta. Queríamos estar lejos y tener más privacidad”, explicó.

Kim y Kanye tienen una hija de dos años, North West, y esperan su segundo hijo, un varón, próximamente.

Fuente