Kimberly Pappas-Michigan-Bebe-Raccoon-Knows

Kimberly Pappas (25) enfrenta cargos de asesinato premeditado en primer grado

Una joven de Michigan se mantiene en prisión desde el sábado por alegadamente sofocar a su bebé, luego de haber dado a luz en su trabajo.

La estación KTLA 5 reseñó que Kimberly Pappas (25) enfrenta cargos en primer grado de asesinato premeditado y abuso de menores.

Las autoridades sostienen que, el pasado 31 de marzo, la acusada parió en el baño deCEVA Logistics, ubicado en Redford Township. Luego, cortó el cordón umbilical, y envolvió al menor junto a la placenta en una bolsa plástica que colocó en una de las gavetas del escritorio.

Empleados llamaron a la Policía cuando divisaron sangre en el baño del lugar. Mientra era trasladado al hospital, el cuerpo del bebé aún estaba caliente, según detallaron las autoridades. El niño fue declarado muerto al llegar a la institución médica.

Al ser entrevistada por investigadores, la mujer indicó que había tenido un aborto. Pero, la oficina del médico forense del condado Wayne determinó que el infante murió por asfixia 30 minutos después de nacer.

Pappas, quien se declaró no culpable de los hechos, se enfrenta a cadena perpetua.

La acusada deberá comparecer a una audiencia el próximo 8 de junio.

El abogado de la mujer, Raymond Cassar, alegó que su clienta tiene “serios problemas mentales”.

“Lo más importante para estar mujer ahora mismo es su tratamiento”, dijo Cassar a la citada estación. “Lo menos que necesita es estar en la celda de una cárcel”.

El detective de la Policía de Redford Township, Kevin Crittenden, manifestó, por su parte, que “esto ha sido una tragedia para todas las personas involucradas; el bebé, la familia del bebé y las personas que lo rescataron”.