Kourtney Kardashian-Keeping up with the Kardashians-Racoonknows.jpg

 

La mayor del clan Kardashians cree que el comportamiento de su ex es nocivo para sus hijos.

Kourtney Kardashian parece ya estar tomando medidas muy estrictas en cuanto a la relación de su ex pareja Scott Disick y sus tres hijos.

La mayor del clan ya se hartó de los escándalos provocados por Disick y no cree que sea una buena influencia para sus pequeños, además de que no hace el esfuerzo de dominar  su adicción al alcohol y además su enfermiza debilidad por las mujeres.

Ante esto, Kourtney ha decidido dejar de hablarle, y que las visitas a sus hijos sean programadas y además supervisadas, ya no como ha sido hasta ahora, cuando él quiere los visita o los lleva al cine o al parque.

Fuentes aseguran que Disick todavía no asimila la nueva relación de su ex mujer con el joven Younes Bendjima, y que sus últimos desvaríos fueron a causa de los celos que no puede controlar.

Fuente