image

 

La matriarca del clan Kardashian, Kris Jenner, cumplió 60 años el pasado jueves y para celebrarlo invitó a su familia y amigos a una fiesta inspirada en el mítico personaje creado por F. Scott Fitzgerald en los años 20.

Entre los invitados, que se tomaron el dresscode muy en serio, se encontraban su novio Corey Gamble, la modelo Chrissy Teigen y su marido John Legend, Melanie Griffith, Kanye West y hasta su hijo Rob Kardashian, quien no suele asistir a este tipo de eventos.

Según informa el periódico NY Daily News, la fiesta, que se celebró en un hotel de West Hollywood, les habría costado a la familia dos millones de dólares y habrían contado con 300 invitados.

La Kardashian más mayor, Kourtney, fue la única que optó por un modelo masculino mientras que sus hermanas eligieron vestidos más sexy. Aquí posa junto a la benjamina de la familia, Kylie, que llegó muy bien acompañada de su novio, el rapero Tyga.

Kanye West sorprendió a su suegra con un concierto especial en el que incluso cantó “cumpleaños feliz” a dúo junto a Charlie Wilson.

En todas las imágenes que los asistentes compartieron en las redes sociales queda muy claro que esta familia se toma muy en serio la organización de una fiesta: perlas, diamantes, bailarinas, champán, Rolls Royces Vintage y hasta cigarrillos falsos, ¡parecía una película de los años 20!

Kris Jenner no se separó de su copa de champán.Kris Jenner no se separó de su copa de champán.
La anfitriona debió pasárselo muy bien, ya que, según reporta el periódico británico Daily Mail, Kris Jenner abandonó el hotel prácticamente inconsciente en la parte trasera de un coche junto a su pareja, Corey Gamble.

Fuente