image

 

Aunque la joven Kylie Jenner no cambiaría su vida por la de ninguna otra persona, sí que le gustaría que su fama no le impidiera hacer las mismas cosas con las que se divierten sus amigas u otras chicas de su edad.

“Sueño con ser normal todo el tiempo. Nunca he deseado tener la vida de otra persona, estoy destinada a tener esta vida por algún motivo concreto y voy a aprovecharla al máximo. Pero tengo amigas normales. Yo me quedo en mi casa -ellas prácticamente viven conmigo- y las veo prepararse para ir a fiestas de instituto o a conciertos o sencillamente para ir a pasar el rato con sus amigos”, explica la estrella televisiva a la revista Time.

A Kylie -que encabeza junto a su hermana mayor Kendall la lista de la revista Time de los Adolescentes Más Influyentes del Mundo de este año- también le resulta difícil lidiar con la presión que recae sobre ella como modelo a seguir para miles de jóvenes.

“Creo que la gente espera demasiado de nosotros. Da igual que tengamos influencia por una razón o por otra, las cosas son como son. Sé que influyo sobre mis fans y mis seguidores. Tengo la impresión de que con todo lo que hago, bien sea con mi color de pelo o con mi maquillaje, creo tendencia, y ni siquiera soy consciente de lo que soy capaz de hacer. Nunca me preocupó lo que la gente dijera, ni siquiera leía las cosas que escribían sobre mí. Puede que a la gente le molestara [que se nos incluyera en la lista de los Adolescentes Más Influyentes porque estábamos ahí junto a otras chicas jóvenes que han fundado escuelas y que han hecho otras cosas increíbles. ¡Pero somos personas diferentes! Influimos de diferentes maneras, y no pasa nada porque así sea”.

Fuente