Aubrey Plaza-Bisexual-Raccoonknows.jpg

 

La actriz de origen portorriqueño Aubrey Plaza, conocida fundamentalmente por su participación en la serie “Parks and Recreations” y en varias cintas de comedia, ha revelado públicamente que es bisexual y que siempre se ha sentido igualmente atraída tanto por hombres como por mujeres.

“Le gusto a muchas mujeres, eso no es ningún secreto, y la verdad es que a mí también me atraen. Me enamoro de chicas y de chicos, no puedo evitarlo”, confirmó la intérprete en conversación con la revista The Advocate, principal publicación de temática LGTB en Estados Unidos.

No obstante, antes que definirse directamente como bisexual, la simpática artista reconoce sentirse más identificada con el perfil de “varón gay de la vieja escuela”, al menos en lo referente a sus aficiones musicales y cinematográficas.

“Siento que en el fondo soy como uno de esos gays de la vieja escuela, ya que mis gustos son en todos los sentidos muy parecidos a los de cualquier hombre gay de cierta edad. Creo que eso es lo que realmente soy y me lo tomo como un cumplido”, añadió en la misma entrevista.

Aunque hasta ahora no se había animado a compartirlo públicamente, la actriz nunca ha tenido reparo alguno a la hora de hablar abiertamente de su identidad sexual con amigos y familiares, quienes están más que familiarizados con la admiración que Aubrey ha sentido siempre por Judy Garland, todo un ícono de la comunidad homosexual hace algunas décadas.

“Crecí obsesionada con Judy Garland y con sus películas, pero también con la importancia que ha tenido su figura para toda la comunidad homosexual”, manifestó.

La joven intérprete nunca ha tenido prejuicios sobre las diferentes maneras que existen de disfrutar la sexualidad, ya que varios miembros de su familia son homosexuales y le enseñaron desde bien pequeña a desterrar muchos de los prejuicios asociados a este colectivo.

“Tengo una tía lesbiana, un tío gay y crecí pensando que todo el mundo tenía un tío o una tía homosexual. Mi hermana pequeña es lesbiana, así que lo llevo en la sangre supongo. Mi hermana vino a contármelo cuando tenía 17 o 18 años y por un milisegundo me quedé sorprendida, luego repasé toda nuestra vida en mi mente y fue como: ‘¡Por supuesto, por supuesto que lo sabía!’, es mi mejor amiga”, explicó.

La artista protagonizó el año pasado “Addicted to Fresno“, una película que además de consagrarla como uno de los nuevos valores en alza del mundo de la comedia, le dio la oportunidad de “enrollarse” con su compañera Natasha Lyonne y vivir así una de las experiencias más satisfactorias de su vida.

“No se trataba de fingir que era lesbiana, sino de proyectar la imagen de una persona que se había enamorado locamente del personaje de Natasha Lyonne. Natasha es mi amiga, me llamo y me dijo: ‘¿Quieres hacer una película y liarte conmigo?’. Natasha había sido un amor a primera vista para mí en la vida real, así que fue francamente divertido”, comentó.

Fuente