image

 

Luego de que su hijo Julián Figureroa, confesara que tiene problemas con el alcohol, la actriz y cantante Maribel Guardia ha estado al pendiente de su recuperación. Julián, fruto de la relación de Guardia y el cantante Joan Sebastian, se encuentra bajo tratamiento supervisado en un centro de rehabilitación.

“No ha sido fácil. Lo que no ha sido fácil es que lo hayan expuesto como lo han hecho. Lo que ha sucedido con Julián es que comenzó a tomar más; (bebía) viernes, sábado y domingo”, explicó la actriz a la prensa mexicana. “Me empecé a preocupar y mi esposo (Marco) también. Le empezamos a llamar la atención, hasta que un día se acercó y me dijo: ‘sí mamá, estoy tomando mucho’. Joan lo apoyó”.

Julián, por su parte, declaró en entrevista para Televisa, que es falso que su madre lo haya internado a la fuerza y admitió que estaba abusando del alcohol para escapar un poco del sufrimiento que le provoca el estado de salud de su padre. Además, comentó que su papá apoyó su ingreso al centro de rehabilitación.

Según dijo, el tratamiento es ambulatorio y no tiene que estar dentro del centro, sino que entra y sale con total libertad, lo cual ha hecho para visitar al cantante, quien se encuentra en Texas, según el diario Huffington Post.

Julián aprovechó la entrevista para enviar un mensaje a la juventud:

“Quiero decirle a todos los chavos de mi edad, que salir de fiesta no es un remedio para los problemas, que si tienen cosas que necesitan arreglar en sus vidas, no tengan miedo de contárselas a sus padres o hermanos. La familia es lo más importante y en realidad son las únicas personas con las que realmente contamos”, dijo.

Por su parte, Guardia se mostró orgullosa de su hijo “por la valentía con la que enfrenta sus problemas.

Fuente