image
En poco tiempo, Ariana Grande ha pasado de ser una de las jóvenes más populares de USA ha convertirse en una de las celebridades más odiadas.

La joven cantante siempre había sido una de las preferidas, pero después de que una cámara de seguridad la atrapara pasándole la lengua a una bandeja de buñuelos antes de comprarlos y luego hablando mal del país, la fortuna se ha vuelto en su contra.

El primer lugar de la lista, publicada por ‘Q Scores’, no es ocupado por Ariana Grande, sino por Bill Cosby, quien se encuentra en la actualidad acusado de delitos sexuales por más de 30 mujeres. Ya la cantante si ocupa el nada glorioso segundo lugar.

Fuente