Linkin Park-Chester Bennington-Raccoonknows.jpg

 

La muerte de Chester Bennington tomó al mundo por sorpresa. Con apenas 41 años, el líder de la banda de rock estadounidense Linkin Park tomó la determinación de quitarse la vida en su casa en Palos Verdes, en Los Ángeles, el pasado jueves.

Según se supo, el cuerpo del cantante fue descubierto por una de sus empleadas, quien dio aviso al 911. Pocos minutos después, uno de los miembros del grupo –cuya identidad no se dio a conocer– llegó hasta el lugar para cumplir con una promesa: había quedado en pasarlo a buscar para concurrir juntos a una sesión fotográfica previa a la gira que estaban por iniciar por los Estados Unidos; allí se topó con la terrible e inesperada noticia.

Tras suspender el tour y llamarse al silencio por unos días, la banda publicó en su cuenta oficial de Facebook una emotiva carta dirigida a Bennington. “Tocaste tantas vidas, quizás muchas más de las que puedas imaginar. En los últimos días hemos visto tantas pruebas de amor y apoyo, tanto públicas como privadas de distintos lugares del mundo“, reza un fragmento de la misiva. “La familia nunca estará completa sin ti”.

La carta de Linkin Park para Chester Bennington

Querido Chester,

Nuestros corazones están rotos. Las ondas de dolor y pena aún transitan por nuestra familia mientras intentamos comprender qué sucedió.

Tocaste tantas vidas, quizás muchas más de las que puedas imaginar. En los últimos días hemos visto tantas pruebas de amor y apoyo, tanto públicas como privadas de distintos lugares del mundo. Talinda y la familia aprecian mucho eso, y quieren que el mundo sepa que fuiste el mejor marido, hijo y padre; la familia nunca estará completa sin ti.

Hablando contigo sobre los años que venían por delante, tu entusiasmo era contagioso. Tu ausencia deja un vacío que nunca podrá ser rellenado: una ruidosa, ambiciosa, creativa, gentil y generosa voz se extraña en la habitación. Estamos tratando de recordarnos a nosotros mismos que los demonios que te llevaron lejos nuestro siempre fueron parte del trato. Después de todo, era el modo en que cantabas sobre esos demonios lo que hizo que todos se enamoraran de ti en primer lugar. Sin miedo los pusiste en primer plano, y haciendo eso nos uniste y nos enseñaste cómo ser más humanos. Tuviste el corazón más grande, y fuiste capaz de expresar tus emociones con libertad.

Nuestro amor por hacer y tocar música es inextinguible. Aunque no sabemos el rumbo que tomaremos en el futuro, sabemos que cada una de nuestras vidas fueron mejores gracias a ti. Gracias por ese regalo. Te amamos y te extrañamos mucho.

Hasta que nos veamos de nuevo.

Linkin Park

Fuente