Robert E. Kelly-BBC News-Raccoonknows.jpg

 

Robert Kelly, especialista en asuntos políticos de Asia, estaba detallando vía Skype para BBC News la situación en Corea del Sur tras la destitución de la presidenta Park Geun-hye.

De repente, su hija Marion, de 4 años, entra en la habitación de su apartamento en la ciudad surcoreana de Busán, interrumpiendo la charla. Al cabo de unos segundos su hijo James, de 8 meses, aparece en el plano. Como se dice en estas ocasiones, el resto es historia.

El video en el que Kelly es rescatado de la situación por su esposa Kim Jung-A, que agarró a sus dos hijos, se disculpó y cerró la puerta, ha sido visto más de 16 millones de veces en el canal de BBC News en YouTube.

En la página del canal de noticias británico en Facebook, ha sido visto más de 21 millones de ocasiones.

La pareja ha roto su silencio este martes. En declaraciones a The Wall Street Journal, Kelly no se puede creer aún la repercusión internacional del “incidente doméstico”.

“Cometí un pequeño error que ha convertido a mi familia en estrellas de YouTube. Es bastante ridículo”, expresó en la entrevista

La “comedia de errores”, como la describe el mismo Kelly, se puso en marcha cuando se olvidó de cerrar la puerta de su oficina. Su esposa se encontraba en el salón con los niños, grabando la aparición televisiva a través de su teléfono celular. De repente se dio cuenta de que su hija Marion estaba en la pantalla, y después James. “Fue caótico”, reconoció Kim.

Marion “estaba de muy buen humor, porque ese día tuvo lugar una fiesta en la escuela”, recordó Kelly, quien una vez concluyó con la conexión, envió un email a BBC News disculpándose por el hecho.

La respuesta del canal fue inmediata: no había necesidad de pedir perdón y qué le parecería si el video era repetido en otras ediciones de las noticias.

Tras dudarlo, Kelly aceptó, y durante los siguientes días se vio obligado a desconectar su celular ante la constante interrupción de llamadas y correos electrónicos por parte de medios de comunicación internacionales.

Además de carcajadas, el video también desató una controversia cuando muchos espectadores asumieron que Kim era la niñera de los pequeños, cuando en realidad se trata de la esposa del profesor en ciencias políticas de la Universidad de Busán.

Mañana la familia tiene previsto ofrecer una conferencia de prensa en Busán debido a la constante atención de los medios locales a su video, según The Wall Street Journal.

Fuente