Fiscalía

SANTO DOMINGO. De 100 accidentes de tránsito que ocurran en el país por la imprudencia de los conductores, sólo en uno estaría involucrado un chofer afiliado a la Central Nacional de Organizaciones del Transporte (CONATRA).

Así lo aseguró ayer a Diario Libre el presidente de la organización choferil, Antonio Marte, quien no entiende cómo el chofer Pedro Rosario Rossi, de 33 años de edad, afiliado a esa institución, violó la luz roja del semáforo y atropelló a dos estudiantes menores de edad, la mañana del pasado jueves, en la intersección de las avenidas John F. Kennedy y Doctor Defilló.

Y, aunque la Fiscalía del Tránsito puso en libertad a Rossi el día de ayer tras cumplir con los procesos que dispone la Ley de Tránsito para esos casos, el sindicalista reveló que será expulsado de la entidad.

Apoyándose en que Conatra trabaja firmemente en la educación vial de su personal, el dirigente del transporte calificó de “infracción inhumana” la conducta de Rosario Rossi, conductor de la ruta 64.

Marte detalló que a los choferes se les enseña “lo esencial” de la Ley 241 sobre Tránsito; auxilio de personas en caso de accidentes; ingesta de bebidas alcohólicas, y las buenas atenciones a los pasajeros.

La Fiscalía deja libre al chofer que atropelló a dos niñas y los familiares piden justicia
Mientras, el encargado de Comunicaciones de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), Diego Pesqueira, opinó que es un hecho “reprochable” que un conductor no respete la luz roja del semáforo, y que atropelle a dos niñas y además, emprenda la huida.

En ese tenor, recomendó a los sindicatos orientar a los conductores para que respeten la ley de tránsito.

Asimismo indicó que, en la medida en que los choferes asuman una conducta correcta, se evitarán accidentes y muertes.

“Si ellos respetan los carriles, todas las normas, se agiliza el tránsito en todo el polígono central. Son muchas normas que los choferes del transporte público irrespetan, porque muchas veces improvisan paradas, cruzan de un carril a otro, no respetan los corredores, y esto trastorna el sistema de tránsito”, acotó.

Padres exigen justicia

“Eso aquí nunca se va a acabar, aquí hay un caos con eso, hay demasiados choferes irresponsables que lo que andan es por coger un pasajero, y ponen la vida en peligro del transeúnte y del pasajero también”, expresó Oscar de los Santos, padre de Angelin de los Santos Rodríguez, de 14 años de edad, una de las menores atropelladas.

Con mirada entristecida, dijo esperar que se haga justicia, y que el conductor que lastimó a su pequeña, no salga en libertad.

“Que le caiga todo el peso de la ley, porque él habla como que no pasó nada, y lo que dice es que él tiene todos sus papeles al día. A él no le importa salir horita a coger su volante y seguir chocando gente”, dijo antes de que pusieran en libertad a Rosario Rossi.

Sobre el estado de salud de Angelin, quien se encuentra en el Hospital Central de las Fuerzas Armadas, puntualizó que ha recibido varias transfusiones de sangre, y que no perderá las piernas.

Dos choferes en competencia
El motoconchista Dimas Peralta observó el momento en que el chofer Pedro Rosario Rossi rebasó de forma temeraria a otra guagua del transporte público, para atravesar primero la avenida Defilló. “Eran dos guagüeros imprudentes, uno venía adelante, el que venía atrás, por coger pasajeros le rebasó a alta velocidad, entonces perdió el equilibrio y se subió a la acera. Es que ellos no cuidan al pasajero sino los 25 pesos. Y es que 25 pesos valen más que la vida de un ser humano, y todo el mundo sabe que los choferes son impertinentes”, comentó.

En tanto, choferes de carros y guaguas consultados por Diario Libre expresaron que “el sistema” los obliga a conducir de manera temeraria, pero que su intención jamás será quitarle la vida ni hacerle daño físico a alguna persona.

FUENTE