JCE

SANTO DOMINGO, RD.- En medio de la campaña electoral, revive el tema por la necesidad de un debate entre los principales candidatos presidenciales, un esfuerzo que la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (Anje) lleva casi 20 años por lograr, sin que haya sido posible y que la Junta Central Electoral (JCE) propone que se haga por ley.

De los 19 países de América Latina que tienen gobiernos de régimen democrático (Cuba es socialista y de partido único), la República Dominicana es el único que nunca sus principales candidatos para la Presidencia han realizado un debate frente a las cámaras de televisión. Los cara a cara se han convertido en una tendencia no solo en América Latina sino en todo el mundo, pero hasta ahora no han logrado seducir a los políticos dominicanos.

La Anje ha hecho de nuevo la propuesta a los partidos que llevan candidatos a la Presidencia y esta semana contempla informar la que tiene en sus gestiones.

El Comité Electoral de la Anje ya elaboró un reglamento que contiene las reglas sobre las que se realizaría el debate si es que Danilo Medina y Luis Abinader, los candidatos que aparecen mejor posicionados en las encuestas de cara a las elecciones del 15 de mayo, aceptan el reto de romper por primera vez con la tradición política dominicana de no hacer debates electorales.

Abinader retó a Medina recientemente a que vayan al cara a cara, pero el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, dijo que el excandidato vicepresidencial no tiene propuestas para debatir.

“No ombe, quién va a estar debatiendo, creando circo, vamos a debatir cuando ellos comiencen a hacer propuestas por el país, nosotros estaremos aquí también trabajando y eso nos obligará a hacer mejores propuestas”, dijo Peralta.

La Anje informó que a finales del año pasado ya se había reunido para fines de lograr un foro de ese tipo para la televisión con las autoridades del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y Partido Reformista Social Cristiano (PRSC). La entidad no ha informado si ha logrado conversar con el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y Alianza País.

Para el especialista de comunicación política José Carlos Nazario, el país está preparado para un cara a cara entre sus candidatos, pero dice que no se sabe hasta dónde contribuyen en la calidad del debate electoral.

“Sí, estamos en condiciones de celebrar un debate, lo que no podría es ubicar la ventaja de esto. Cuando todos sabemos que en ese debate se abordarían temas que ya han sido sazonados en lo público y que muy difícilmente los candidatos tengan la capacidad de asumir posiciones que hagan que ese debate dé frutos, más allá de entretener”, sostuvo.

Igualmente, Nazario reconoció que el país es de las pocas naciones que no han incorporado el debate presidencial. “La Anje plantea que somos de los pocos países que no ha incorporado los debates presidenciales a nuestras campañas electorales.

Esto es cierto, lo que no sé hasta qué punto eso es algo negativo o positivo. Es imposible de calibrar con mediciones que los debates electorales agreguen calidad a las campañas”, argumentó.

Según una investigación que hizo el Comité Electoral de la Anje, como parte de su estrategia para lograr el debate electoral denominado “La RD merece un debate electoral”, se establece que cuatro países han logrado instaurar mediante ley el debate electoral entre los candidatos presidenciales. Esos países son Brasil, Colombia, Panamá y Costa Rica, los candidatos presidenciales están obligados a confrontar sus ideas por la ley.

Los Estados que han realizado debates electorales por cultura política sin la necesidad de que una ley los obligue son México, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Ecuador, Venezuela, Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay y Haití.

El vecino país hizo un debate electoral por primera vez en el 2010 y se repitió en la campaña electoral del 2015, de cuyos comicios aún está pendiente de realizar la segunda vuelta electoral. En tanto, en países como Venezuela, tras la llegada de los socialistas al poder, en ese país nunca se ha vuelto ha realizar un debate electoral.

El país sudamericano vivió la experiencia en los años 1963, 1968 y 1983.

Una tendencia global

Según un estudio realizado por el politólogo español y coordinador de Ciencias Políticas de la Universidad de Granada en España, Oscar García Luengo, en las últimas cuatro décadas ha habido una proliferación de los debates electorales a nivel global que ya forman parte de una tendencia, que ha empezado a denominarse “modernización y personalización de las campañas”. Sostiene en su estudio que si al final de los setenta “los debates televisados eran comunes en sólo diez países, a finales de los noventa, esto es, veinte años más tarde, se han consolidado como formato televisivo habitual de campañas electorales generales en al menos 35 países”.

JCE propone debates sean por ley

Además de los esfuerzos que hace la Anje para que en el país se haga un debate electoral, la propuesta de modificación a la ley electoral que elaboró la Junta Central Electoral (JCE) en cooperación con la Organización de Estados Americanos (OEA), propone que se hagan los debates electorales de manera obligatoria organizados por el órgano comicial.

El artículo 134 faculta a la JCE para organizar los debates. “Promoverá la realización de debates sobre los programas y plataformas que presenten los partidos o alianzas de partidos en un proceso electoral, procurando la mayor difusión de las propuestas programáticas de los candidatos presidenciales y vicepresidenciales, así como de los programas de las políticas congresionales y municipales de los partidos políticos”.

El proyecto prevé que la participación en estos debates tenga un carácter de obligatoriedad. La idea de la JCE cuenta con el respaldo de entidades de la sociedad civil, entre ellas la Academia para la Profesionalización de la Política (APP), que preside el politólogo Ricardo Pérez Fernández.

Anje plantea una serie de beneficios que desde su punto de vista aportarían a elevar el nivel del debate electoral con un cara a cara.Anje resalta virtudes del debate presidencial

La Anje ha expresado que las campañas electorales deben desarrollarse en un clima armonioso donde prime la discusión de propuestas y posiciones, crear conciencia en los ciudadanos sobre el ejercicio de un voto informado.

“De esta forma contribuir a la abolición de las campañas clientelistas sin contenido”, señala en su propuesta de debate entre los aportes que haría un cara a cara entre los aspirantes a la Presidencia de la República. Igualmente, señala que su propuesta le ofrece un escenario neutro a los candidatos para que hagan sus propuestas en un ambiente imparcial.

Anje también se plantea un debate congresual

La propuesta de la Anje no solo abarca el nivel de candidaturas presidenciales, sino al Congreso y los municipios para el Distrito Nacional y Santiago. En esos niveles la Anje logró organizar un debate electoral en las elecciones congresuales y municipales del 1998, 2002 y 2006.

“Los miembros del Comité Electoral expresaron la relevancia de la participación de los candidatos a la Presidencia de la República, senaduría y alcaldía del Distrito Nacional y Santiago en debatir, por ser una iniciativa por y para el país, que le permitirá a la población conocer las propuestas contenidas en sus planes de gobierno y proyectos a ejecutar en el período por el que serían electos”, señaló la Anje en una rueda de prensa. La entidad tiene una intensa campaña por las redes sociales a favor de un debate.

FUENTE