image

 

La lengua es uno de los músculos más informativos de nuestro cuerpo. Además de cumplir funciones digestivas, la lengua puede revelar hasta qué punto el cuerpo está en buena salud o no, así como nuestro estado emocional.

La lengua rosa o de apariencia similar

Este tipo de lengua nos quiere decir que estamos en buena salud y que, en general, tenemos un correcto estilo de vida. Es el signo de una buena digestión y un buen régimen alimenticio. Además, desde un punto de vista emocional, esto indica que estamos equilibrados.

La lengua roja

Si el color de la lengua es rojizo, esto puede indicar que tenemos un problema en la garganta o en uno de los órganos internos. También es un signo de un consumo excesivo de grasas y de problemas digestivos.

A nivel emocional, este régimen puede indicar que la persona está estresada cuando cambia de entorno.

La lengua seca y rojiza

Esto puede indicar que tienes una fiebre alta, sobre todo si está particularmente roja a nivel de la punta. A nivel emocional, este tipo de lengua es propia en personas que tienen tendencia a irritarse y a estresarse fácilmente.

Las pequeñas úlceras en la lengua

Tienen tendencia a aparecer cuando existe un tipo de infección viral. También aparecen por culpa de una deficiencia en vitamina C y en vitamina A, así como por un exceso de consumo de alimentos refinados, grasas y azúcares, entre otros. A nivel emocional, este tipo de lengua puede indicar que la persona está ansiosa y con estrés la mayor parte del tiempo. También es propio en personas que sufren cólera reprimida.

En la medida de lo posible, conviene revisar frecuentemente la higiene bucal y consultar a un médico para curar la lengua en caso de infección.

Las papilas gustativas inflamadas

Se trata de un síntoma claro de carencia nutricional. A nivel emocional puede revelar un estado de estrés y dificultad para adaptarse a los cambios.

En la medida de lo posible, conviene cepillarse la lengua suavemente con un cepillo, cada vez que se lavan los dientes.

Fuente