Hace unas semanas Kim Kardashian se convirtió en madre por tercera vez. A pesar del entusiasmo con el que el público recibió a Chicago West, la nueva integrante de la familia, también se han desatado fuertes críticas a la figura materna que representa la “socialité” y esta semana hubo un nuevo episodio.

Kim compartió una de sus habituales fotos eróticas en su cuenta de Instagram, haciendo un “topless” frente al espejo a contraluz. Lo que llamó la atención en esta ocasión fue la autora de tal imagen, nada más y nada menos que su hija de cuatro años North.

📸 by North

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Aunque la instantánea generó casi tres millones de “Me Gusta”, también fue motivo de una cascada de comentarios negativos de usuarios que consideran que la menor no debería participar de ninguna forma en las fotos sensuales de su madre.

“Esto está mal, ¿por qué demonios querrías que tu nena te tomara una foto así?, Vamos, Kim”, “¿En serio, eso quieres también para tu hija?”, “Puedes hacerlo mejor, Kim”, fueron algunos de los comentarios más punzantes en la publicación.

Claro que no todas fueron críticas para la celebridad. Hubo un sector del público que cree que Kim maneja con naturalidad su carrera y refuerza un conocimiento natural del cuerpo para su pequeña.

“Descubrir que tu mamá tiene senos, no le hace mal a nadie”, escribió en su defensa una admiradora.

Pocos días después de que naciera Chicago West por la vía subrrogada, Kim volvió al trabajo con una sesión de fotos candente, que también le ganaron señalamientos.

“Kim, deberías de respetarte a ti misma. Te amo, pero estás llegando a una edad en la que deberías pensar como afectará esto a tus hijos y sus hijos”, escribió una de sus seguidoras.

“Deberías ser un ejemplo para tus hijos. Usa tu plataforma para cosas mejores, chica hueca”, agregó otra.

Fuente