pobreza

SANTO DOMINGO. La República Dominicana logró importantes avances en las metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) decididos por la Organización de las Naciones Unidas en 1990, destacándose la erradicación de la pobreza extrema y el hambre, la cobertura de la educación y la reducción del contagio del VIH-Sida, según una nota del Ministerio de de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD).

“La meta era reducir la incidencia de la pobreza extrema a 5.4% de la población. Se proyecta que la meta será alcanzada en 2015 con un valor de 5.2%. Esto, a pesar del revés social que produjo la crisis financiera del 2003, que elevó la pobreza extrema hasta un 16.6% en 2005”, explica el documento del MEPyD.

En tanto que la tasa de matriculación neta ajustada en la enseñanza primaria pasó de 93% (2000) a 97% (2015)

Con relación a la subnutrición infantil, la FAO estimó que se logró en 2011 y hoy se puede afirmar que “la meta ha sido cumplida con holgura, bajando la incidencia de la población dominicana subnutrida desde un 34.4% (1991) hasta 12.5% (2014)”, mientras que la proporción de niños y niñas menores de cinco años con peso inferior al normal se redujo de 10.4% en 1990 a 5% en 2013.

La tasa de matriculación neta ajustada en la enseñanza primaria pasó de 93% (2000) a 97% (2015), en tanto que el porcentaje de estudiantes que inician el primer grado y llegan al último grado de educación básica registró un aumento sustancial, pero insuficiente para lograr la meta de universalización. Este porcentaje midió 53% (2000) y se proyecta que concluirá 2015 en 84.6%.

“El Índice de Paridad de Género (IPG) en la enseñanza primaria, calculado a partir de la tasa de matriculación neta ajustada de básica (de seis a 13 años), se mantuvo en 1.01 durante todo el período de vigencia de los ODM”, explica el documento, que agrega que “ se considera alcanzada la meta establecida de paridad de género en cada uno de los niveles de enseñanza, al propio tiempo que se plantea el desafío de enfrentar la brecha emergente desfavorable al sexo masculino, la cual se amplía en los niveles de media y superior”.

Salud infantil y materna
En el caso de las metas de reducción de la mortalidad infantil, el país quedó rezagado, pues se proponía bajarla en un 66% y solo se alcanzó reducirla hasta 44.9%. “La tasa de mortalidad de los niños menores de cinco años bajó de 59.5 por cada 1,000 nacidos vivos en 1991 a 35 por cada 1,000 nacidos vivos en 2014; se proyecta que bajará a 32.8 en el 2015”, indica el balance del MEPyD, que agrega que la brecha de mortalidad de la niñez entre la zona rural y la urbana cerró notablemente en el periodo de los ODM.

En cambio, en lo relativo a la salud materna, República Dominicana mejoró, pero quedó muy distante de la meta que era la de reducir a tres cuartas partes la mortalidad materna: hasta 46.9 por cada 100,000 nacidos vivos.

“La tasa de mortalidad materna pasó de 121.6 por 100,000 nacidos vivos en 1991 a 107.3 por cada 100,000 nacidos vivos en 2013 y se proyecta que cerrará el 2015 alrededor de ese nivel”, señala el informe, que precisa que el deterioro alcanzó un punto de valle en 2005 con 154.8 por cada 100,000 nacidos vivos.

Con relación al VIH-Sida, la malaria, el sarampión, la tuberculosis y otras enfermedades graves, el país logró avances sustanciales, lo que se refleja en la detención y reducción de la propagación del VIH/SIDA y la malaria, aunque se precisa mayores y mejores esfuerzos en el combate al dengue y otras enfermedades.

Los datos de esa reducción se explican dado que la prevalencia estimada de la enfermedad entre los jóvenes de 15-24 años se redujo de 1.33% (2000) a 0.36% (2015), mientras que entre la población de 15-49 años la diminución de la prevalencia de VIH/SIDA en ese período fue aproximadamente la mitad, de 1.95% en el año 2000 a 1.04% actualmente.

Igualmente se redujo a más de la mitad el número estimado de muertes anuales por SIDA de 5,298 en el período 2000-2005 a un promedio de 2,037 en 2010-2014.

Medio ambiente y tecnologías de la información
“La superficie de tierras cubiertas por bosques aumentó de 27% en 1996, a 39% en el 2012; y la superficie de áreas terrestres y marinas protegidas aumentaron de 15.4% en 2007 a 19% en el periodo 2009 – 2014”, indica.

Igualmente el país ha reducido el consumo de sustancias que agotan la capa de ozono, principalmente de clorofluorocarbono (CFC), mientras que la meta sobre acceso a agua potable ha sido cumplida, al igual que el acceso a servicio de saneamiento. Se estima que en 2015 alrededor de 93% de la población utiliza fuentes mejoradas de agua potable y el 82% dispone de servicio mejorado de saneamiento.

“La proporción de la población urbana que habita en tugurios (viviendas de mala calidad, espacio insuficiente y limitado acceso servicios de a agua potable y saneamiento) disminuyó de 28% en 1990 a 21% en el 2000, y a 12 % en 2014”, puntualiza el balance de cumplimiento de los ODM.

Asimismo, el número de líneas de telefonía celular pasó de 10 por cada 100 habitantes en el año 2000 a un promedio de 91 en el período 2009-2014, mientras que las líneas fijas se han mantenido en alrededor de 11 por cada 100 habitantes. Los usuarios de internet se elevaron de 16.4 por cada 100 habitantes en 2005 a 51.7 en 2014, y las cuentas de internet de 1.5 por habitante a 38.2 en igual período.

FUENTE