Psiquiatras-Universidad de Yale-enfermedad mental-Donald Trump-Raccoonknows.jpg

 

El presidente Donald Trump confesó que no quiere “personas pobres” en puestos de gobierno.

“Amo a la gente, ricos y pobres, pero en algunas posiciones en particular, no quiero a personas pobres”, expresó en Cedar Rapids, Iowa la semana pasada.

La razón del mandatario es que su gabinete representa al país y “no quieren el dinero”.

“Algunos dicen: ‘¿Por qué eliges a gente rica para estar a cargo de la economía?’ Yo respondo: ‘Porque es el tipo de pensamiento que queremos’”, explicó.

Luego aseguró que, al no querer dinero, esos funioncarios “renunciaron a mucho para tomar esos puestos”, presumió.

En el gabinete del mandatario, considerado el más rico de todos los gobierno de los Estados Unidos, se encuentran el secretario de Comercio, Wilbur Ross, cuya fortuna está valuada en 2,900 millones de dólares; la secretaria de Educación, Betsy DeVos, con una fortuna de 5,100 millones de dólares, y el subsecretario de Comercio, Tom Ricketts, cuyos bienes se estiman en 5,300 millones.

Además de Ivanka Trump y Jared Kushner, otros funcionarios con excelentes ingresos son Steve Bannon, con activos de entre 13 millones y 56 millones de dólares, incluyendo su influyente consultoría política, Bannon Strategic Advisors Inc., por un valor de hasta 25 millones de dólares.

Fuente