Ropa-Ropa apretada-Raccoonknows.png

 

La interrogante es más que pertinente dada la aceptación y masividad que tienen las prendas ajustadas en el vestir. Muchas tendencias de moda las incluyen y si bien resaltan los principales atributos de nuestro cuerpo, y nos hacen lucir más jóvenes y en forma que la ropa holgada, también pueden acarrearnos algunos daños.

Por tanto, la respuesta al título es afirmativa. Usar en exceso ropa ajustada puede afectar nuestra salud, y en este artículo te explicaremos por qué.

Síntomas que no mienten

Antes de entrar en detalle a ver los daños que la ropa ajustada puede hacernos hablemos del primer síntoma que generan, muestra de que algo mayor puede pasar: las marcas en la piel.

Estas marcas aparecen lo mismo con prendas de vestuario interior que exterior, y su pronunciación depende cuán ajustada esté la ropa, así como el tiempo por el que la usemos.

Sin embargo, nuestra intención no es defenestrar la moda ni hacer cundir el pánico solamente por las marcas. Solo pretendemos alertar sobre qué otros daños pueden surgir a partir de su uso excesivo. Gracias a outleton.net por los consejos brindados.

Circulatorios

La ropa ajustada puede dañar la circulación sanguínea y linfática, al impedir que la piel se oxigene adecuadamente y elimine los desechos. Esto obstaculiza el retorno venoso y comprime el sistema linfático, al punto de favorecer la retención de líquidos y provocar hinchazones.

Muestra de los daños a la circulación son también el mal reflujo y la acumulación de toxinas que las ropas apretadas pueden ocasionar, causantes a su vez de varices y celulitis respectivamente.

Respiratorios

La respiración puede verse afectada por el uso excesivo de prendas estrechas. Esto se explica a partir de la presión que las mismas realizan sobre la parrilla costal, impidiendo una adecuada respiración abdominal y favoreciendo el envejecimiento prematuro de las células debido a la mala oxigenación.

Gastrointestinales

La principal afectación gastrointestinal que la ropa apretada puede causar es el reflujo gastroesofágico, materializado en el paso de ácidos estomacales hacia el esófago producto de la presión sobre la zona del estómago.

Musculares y ortopédicos

Vestir apretados puede afectar también nuestros músculos y en menor medida, los huesos. Esto podemos explicarlo a partir de que la ropa ajustada limita los movimientos, constriñe y tensa los músculos, y en tal sentido hace que el organismo se sobrecargue en la realización de movimientos básicos, elevando las posibilidades de lesiones.

Un ejemplo claro de lo anterior son los frecuentes dolores de espalda, cervicales y del trapecio, así como de cabeza, en las personas que visten de cuello y corbata, pero ajustados en exceso. Estas prendas hacen que el flujo sanguíneo a la cabeza disminuya, por lo que se aconseja descansar su uso, y practicar ejercicios que favorezcan la circulación como los aeróbicos.

Ginecológicos y urológicos

La ropa interior ajustada en demasía potencia mayor humedad en la zona genital, caldo de cultivo para hongos e infecciones como la candidiasis en el caso de las mujeres.

Asimismo, en los hombres puede atentar contra la calidad y cantidad de espermatozoides, producir dolor testicular y elevar las posibilidades de padecer varicoceles.

En ambos sexos, el vestuario asociado a las partes bajas, muy apretado, incrementa también las condiciones para sufrir de hemorroides.

Como vemos, son muchos los daños potenciales, así que mujer no abusar de la apretadera en lo que a ropa se refiere.

Fuente