image

 

La Torre Eiffel no fue abierta el sábado y permanecerá cerrada hasta nueva orden a raíz de los atentados perpetrados el viernes en París, anunció la empresa que administra el emblemático monumento de la capital francesa.

“El cierre de la Torre Eiffel fue anticipado el viernes por la noche”, poco después de producirse los atentados, indicó a la AFP un portavoz de la empresa, precisando que la misma “no abrió el sábado y permanecerá cerrada hasta nueva orden”.

Anoche la ‘Ciudad Luz’ apagó la Torre Eiffel como señal de luto. La agencia Sky News difundió un Vine en el que se aprecia cómo el monumento francés es apagado. Francia dejó así a su emblemática Torre Eiffel en penumbras.

El viernes por la noche se cesó de vender entradas un poco antes de lo habitual, lo que permitió hacer salir tranquilamente de la Torre a los turistas, que a menudo ignoraban los acontecimientos en curso, añadió la fuente.

Entre 15.000 y 20.000 personas visitan cada día habitualmente este monumento.

Los establecimientos culturales públicos, como museos y salas de espectáculos, tampoco abrieron el sábado en París y su región, indicó poco antes el ministerio de Cultura.

Los atentados del viernes han sido condenados por presidentes y organismos internacionales. Fueron calificados como “horrorosos” por el presidente Barack Obama, otros mandatarios mostraron su solidaridad con Francia.

En Twitter el presidente francés, Francois Hollande, manifestó que su gobierno no se quedará de manos cruzadas ante los terribles eventos. El mandatario francés cerró las fronteras y declaró el Estado de emergencia.

Fuente