El Volcán de Fuego de Guatemala entró en erupción la noche del domingo, cobrando la vida de al menos a 25 personas y otras 20 resultaron heridas. .

La erupción volcánica soltó un río de lava y formó nubes de humo que acaparaban casi seis millas en el aire, según la CONRED, la agencia gubernamental para la reducción de desastres.

Los residentes del área corrieron despavoridos bañados en cenizas que taparon todo el vecindario. Varios sobrevivientes describieron el horror y la destrucción que vieron en los momentos de la erupción.

Consuelo Hernández, residente del área dijo a los funcionarios de la agencia de desastres (CONRED) que algunos de sus familiares quedaron atrapados.

 

“No todos escaparon, creo que fueron enterrados”, dijo Hernández en un video publicado por CONRED.  “Vimos que la lava caía a través de los campos de maíz y corrimos hacia una colina”.

Al menos 15 personas han sido hospitalizadas, incluidos 12 niños, algunos de los cuales sufrieron quemaduras graves, dijo el ministerio de salud.

 

La erupción terminó oficialmente el domingo por la noche, según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología de Guatemala. Pero las autoridades instaron a los residentes que viven cerca del volcán a evacuar de inmediato, y advirtieron a algunos en los estados de Chimaltenango, Sacatepéquez y Escuintla que vigilen las rocas volcánicas y las cenizas.

Más de 3.100 personas han sido evacuadas mientras los esfuerzos de búsqueda y rescate continúan hasta la noche, dijo Sergio García Cabañas, director de la agencia de desastres. La explosión afectará a 1.7 millones de personas.

Residentes de áreas aledañas deben estar alerta nuevos deslizamientos de lodo que contienen material volcánico ya que podría haber nuevas erupciones.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, declaró tres días de duelo nacional.

Fuente